¿Qué es necesario para enseñarle al niño?

Todos los padres sueñan que su hijo tiene todas las habilidades y conocimientos más importantes que facilitarán enormemente sus vidas y eliminarán muchas dificultades y problemas. Pero a veces las mamás y los papás no pueden definir por sí mismos las habilidades y el conocimiento más necesarios que se transmiten a sus hijos. Siempre que sea posible y cuando tenga tiempo libre, los adultos tratarán de inculcar a sus hijos las reglas de higiene básica, nutrición y comportamiento en la sociedad. Pero si lo haces solo ocasionalmente, es poco probable que el niño sea depositado en la memoria al menos la mitad de este conocimiento. Para que los niños realmente aprendan de por vida, los padres deben dedicar tiempo no solo para explicarles a sus hijos las reglas, sino también el tiempo para aprender esta información.

Esto contribuye a la ruptura necesaria para transferir información en bloques y etapas. Los padres cariñosos y afectuosos, por supuesto, intentan enseñar a los niños todo lo que necesitan, pero a menudo lo hacen demasiado desordenado, tratando de encajar en el cerebro de un niño mayores flujos de información en un corto período. Por lo tanto, sobrecargar el cerebro del bebé. Porque no es necesario olvidar que la información debe ser consistente y dividida para proporcionar una asimilación más efectiva de nuevos conocimientos y habilidades.

En la educación de los niños se necesita tiempo libre. Es importante que el niño no participe en el proceso como un extraño, porque es una distracción y no es nada nuevo para sí mismo que no aprenda. Puede tomar este proceso una cierta cantidad de tiempo todos los días. También es ideal para aprender las vacaciones de los padres, que coincide con las vacaciones del niño. Durante este período, la familia tiene una oportunidad única de comunicarse, con el resultado de que el bebé puede obtener muchas habilidades nuevas. Vale la pena señalar que la comunicación debe ocurrir en un ambiente relajado, cuando los niños no están preocupados por nada, sin importar las distracciones.

Entonces, ¿qué necesitas enseñarle al niño?

En primer lugar, se debe enseñar a un niño pequeño:

1. Para empatizar con otras personas y animales;

2. Disponer adecuadamente de su tiempo;

3. Respeta la naturaleza;

4. Para comer bien;

5. Vista optimista en el mundo.

Empatía

Para un niño es muy importante poder empatizar con todos los seres, comprender quién y qué se siente en diferentes situaciones. El desarrollo moral de un niño es absolutamente imposible sin desarrollar la capacidad de empatizar. Puede prestar atención hijo o hija a un par llorando. Si el niño quiere acercarse a sus compañeros y alentarlo de alguna manera, es maravilloso. De lo contrario, puede ofrecer a un niño que tenga la misma edad y ofrezca algo para jugar o para compartir un dulce o un juguete. Sin embargo, ser capaz de empatizar con la gente es solo una parte de la historia. Es igualmente importante poder mostrar compasión hacia los animales. Para hacer esto, un bebé para alimentar a un gato callejero o los pájaros en el Parque. Sin embargo, debe transmitir al niño que los animales callejeros no pueden ser tocados, porque no siempre son perfectamente saludables y no son peligrosos para el bebé.

La capacidad de asignar correctamente su tiempo.

Debes enseñarle al niño a cumplir con las solicitudes de los padres, en lugar de retrasarlo con la esperanza de que lo haga alguien más. Después de todo, con qué frecuencia se puede escuchar la solicitud de quitar el juguete de la querida descendencia, "vamos mamá, cinco minutos más para jugar y serán retirados". Es importante recordar que si solo pide 5 minutos al mes, pediría una hora, porque con los niños una suavidad excesiva. Los niños sienten que sus padres, a tu edad, puedes probar las aguas, tratando de descubrir los límites de sus capacidades. A partir de cuánto se salgan con la suya, los niños pueden comenzar a manipular a sus familiares, abusando de su amor infinito y su incapacidad para rechazar a un hijo querido, es porque es deseable estar en estos asuntos simplemente, lo mejor para los niños mismos. Además, se requiere que el niño aprenda a apreciar el tiempo y se distribuya correctamente.

Actitud con la naturaleza

Desde la infancia, el niño debe comprender que todos los seres vivos son parte de la naturaleza. Todas las personas son inseparables de ello. Entonces, si es mala naturaleza, será mala para todas las personas. No es suficiente pedirle al niño que deje los envoltorios de dulces del Parque si afectará al bebé, solo por un tiempo. Los niños necesitan entender no solo lo que puedes hacer y lo que no debes hacer, sino también saber las consecuencias de romper las reglas. Por supuesto, una sola familia no puede resolver todos los problemas ambientales, pero cuanto más los padres puedan inculcar en sus hijos el respeto por la naturaleza, menos daño traerá una nueva generación al medio ambiente e incluso puede reducir la cantidad de problemas ambientales.

No es necesario pedirle explotaciones a los niños en este caso, es suficiente enseñarles a cerrar herméticamente la válvula con agua, tirar la basura solo en el cubo de la basura y destetar, para arrancar de los arbustos y las hojas de los árboles. Porque hacerlo de manera simple, pero el niño ya está contribuyendo a la protección de la naturaleza.

Una nutrición adecuada

Los niños muy pequeños comen solo lo que son alimentados por los padres. Sí, pueden negarse a comer estofado de calabaza o repollo rallado, pero no pueden comprar su propio refresco dañino o causar gastritis y chips de obesidad. Los mayores tienen la oportunidad de comprar su propia comida chatarra. ¿Cómo vencer el deseo de comer alimentos nocivos? Como muestra la práctica, desde una edad temprana, las personas adoptan hábitos alimenticios de sus padres y el círculo más cercano de amigos. Por lo tanto, los primeros padres deben deshacerse del hábito de comer comida chatarra, y solo después de ese querido hijo, inculcar el hábito de comer bien.

Es importante aclararle al niño que son productos deliciosos y útiles. Es muy útil como una sandía madura, jugo de naranja fresco o mandarinas dulces.

Optimismo

Los padres pueden influir en la formación del carácter de un hijo o hija. Aunque algunas cualidades de carácter que ya están presentes al nacer, pueden desarrollarse o no. Entonces, por ejemplo, desde la infancia para cultivar el optimismo de los niños. Debe enseñar a los niños en cualquier situación a ver algo bueno, a percibir todos los eventos de calma, no te preocupes y no te preocupes en vano. Por ejemplo, si un estudiante trajo a la escuela una marca negra y sinceramente preocupado por esto, asegúrese de calmarlo, explique que esto es solo una marca, que puede corregirse con un poco de esfuerzo.

Debe recordar: el niño primero mira a sus padres porque no tiene sentido tratar de enseñar a los niños reglas que los padres mismos no respetan. Por lo tanto, para enseñar algo hijo o hija, primero tienen que aprenderlo los propios padres.

Califica esta publicación
1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5.00 de 5)
Cargando ...

COMPARTIR